Resuena el eco en el agua,

en las plantas,

en las cumbres de las montañas,

un susurro que se derrama

por troncos de árboles,

gotea hasta las raíces,

rompe surcos de luz y barro

en la tierra mojada.

Es la Vida que redactó las profecías

con caligrafía de viento.

Es el tiempo mismo de la profecía.

Es el amor.

 

Recorre la Tierra un rumor

de fuego,

una liturgia de valle nevado,

el estruendo mudo del mar

dejando su huella en la hierba.

Ya llega.

Es la hora.

Es esta hora.

 

Un pájaro levanta el vuelo

entre las hojas secas del otoño,

se eleva,

deja atrás el frío, el hielo.

Deja atrás la rama.

 

El estruendo, el susurro,

el rumor, el eco,

llega en ondas a través del suelo,

hace temblar las piedras.

Las piedras chocan.

Las piedras pueden cantar.

Las piedras bailan y se mueven,

lo mueven todo.

Son cientos, miles, son una muchedumbre

de piedras

chocando y rebotando

alrededor del mundo.

Ya nada se puede parar.

Es la hora.

Es esta hora.

 

Está en el aire, está en las

distancias y los alientos,

es el cosmos de nuestra parte,

es el Sol, es la Luna.

Una fuerza liberadora

que nos convoca.

Es la liberación.

Es la liberación.

 

Las paredes gritan buenas noticias,

destilan fraternidad

como un canto revolucionario

entonado al unísono por los

engendrados

de un útero en forma de cruz.

 

Son los empobrecidos, que se levantan,

son los olvidados, que recuperan su voz,

los que nunca nadie nada

dispuestos a protagonizar

la Historia.

Amanece.

No hay vuelta atrás.

Es el cambio que viene

y no hay mayor denuncia

que comunicar la esperanza.

 

Es la hora.

Es esta hora.

 

Una constelación de descalzos

marca el sendero:

son los hijos del hambre

que creyeron en la promesa.

Ha llegado el tiempo de la liberación.

El tiempo de todas las profecías.

Jamás la luz se vistió de negro.

Jamás hubo camino sin indignación.

No hay mayor enemigo del amor

que el miedo.

No existe mayor subversión

que el amor.

The following two tabs change content below.

Miguel Ángel Vázquez

Escritor y activista político por los Derechos Humanos. Miguel Ángel es coordinador general del partido Por Un Mundo + Justo y poeta entroncado con la corriente de poetas de la conciencia crítica. Ha participado en varias antologías y festivales internacionales. Quiere aportar a REFLEXIÓN una mirada de asombro y sentidos a ras de suelo.

Latest posts by Miguel Ángel Vázquez (see all)

Pin It on Pinterest

Share This