Amanecíamos el último Miércoles de Abril con la noticia del fulgurante “ya no cuento contigo” de Juan Luis Cebrián, presidente del grupo PRISA, a Ignacio Escolar como analista de la Cadena SER. A uno ya le extrañan pocas cosas en este reality show llamado España, sin embargo, la indignación crece diametralmente; como si la escasa capacidad de sorpresa alimentara, en su constante descenso, el alzamiento de mi repugnancia hacia según qué cosas. (Conste que digo España por centrarme en ésta, mi casa; pero cuecen habas allá donde pongas el ojo con cierto interés)

Así, muy por encima, lo que ha pasado es que, Escolar, ha desvelado en su periódico digital la implicación de la ex mujer de Cebrián en los papeles de Panamá, y a este le ha sentado como un tiro. Resultado: tu ya no juegas porque la pelota es mía; y al próximo que me toque los colganderos, ya sabe… Y este es el nivel. Resulta especialmente indignante que el grupo PRISA haya sacado información similar de decenas de casos con otros protagonistas. Lo de siempre; yo zurro, pero a mi no vale.

El famosos escritor, Edmund Burke, calificó a los medios de comunicación, allá por el revolucionario siglo XVIII (y precisamente en el marco previo al hito francés), como el cuarto poder. Así, tras presidentes de gobierno, diputados electos o jueces, encontramos manejando el cotarro a personajes de la talla de Eduardo Inda, Alfonso Rojo, o el citado Cebrián. Debido a su capacidad de influencia son aceptados como un poder más, y necesario además, para cualquier democracia sana que se precie. Ellos son los encargados de informar y de reflejar la opinión pública. Ejem, no se rían tan alto; porque imagino que, como lector con criterio, esta definición le habrá parecido, cuanto menos, divertida.

La honorabilidad de la profesión es credencial suficiente ¿Pero quien vigila todo esto?. Con la sola formulación de esta pregunta me expongo al escarnio público de determinadas cabezas, porque, ay…, cómo están las cabezas… Pero lo cierto es que los medios de comunicación, y algunos de sus presentadores y contertulios, son auténticos lideres de opinión. Cada vez es más difícil obtener información aséptica, y con ello poder formar una opinión propia. Nadie sigue el día día del parlamento, pero si ve, mañana, tarde y noche, la maldita caja tonta. Y desde ahí, junto con la radio y la prensa actúan con total impunidad los “geniales” comunicadores que andan subyugados al poder, a su dinero, o a sus propios miedos. Con lo que no es de extrañar que se ganen más votos desde los platós que desde las cortes.  ¿Quién tiene entonces más poder?

Vivimos tiempos de cambio y, como corresponde, muchos andan algo inquietos. Los medios privados son propiedad de grandes grupos empresariales con sus intereses claramente definidos. De esta forma, asistimos, cada día, a infinidad de tertulias, en cualquiera de los medios, donde se escuchan verdaderas barbaridades con la clara, y nada sana, intención, de influir negativa o positivamente en el oyente. Y a pecho descubierto oiga, que antes la gente se tapaba un poquito.

Si no fuera porque es desalentador, podría desternillarme de risa con la preocupación de determinados diarios, por Izquierda Unida ante su inminente desaparición por su coalición con EL MAL. O la nueva subida de nivel (hay elecciones de nuevo) en el ataque a la nueva formación (esa que viene a acabar con todo) de los tropecientos contertulios de toda cadena, incluidas las públicas. Me divertiría si no me indignara, cómo andan todos intentando encontrar el adjetivo más ingenioso y fulminante. Vano anhelo, pues ya no les quedan más calificativos despectivos (y mira que es rico el castellano)

Dicen que hay quien viene con ideas muy viejas, no digo que no, pero aun lo son más las de aquellos que lo señalan, con que…

The following two tabs change content below.

Ferdy Torres

Publicista, compositor y cantante, Ferdy es miembro de varias bandas madrileñas. Escritor frustrado, lector enfermizo y animalista convencido, emprende el reto "Reflexión" con ilusión y, sobre todo, mucho respeto.

Latest posts by Ferdy Torres (see all)

Pin It on Pinterest

Share This