Mujer que vacías tu chabola,
que has vencido al frío,
a los caminos,
mujer de veinte años
con arrugas en la piel,
asperezas en las manos
y un crío al pecho,
mujer,
corre, saca tu vida de entre
los cartones,
esquiva a las ratas para
salvar, entre los electrodomésticos,
algo de tu historia.

No puedes dejar al niño
y estás sola.

Tú que has empezado
de cero tantas veces
como días tienen tus años,
salva tu miseria del escombro
que viene.

Huye de la pala.

Mujer que vacías tu chabola
descalza
con los calcetines en la mano
y el crío al pecho,
no bajes la cabeza,
no concedas ese placer al
que te humilla,
que esos ojos indolentes
que te miran como a un perro
son los ojos del sistema
en los ojos de un
funcionario
del Ayuntamiento.
Pusilánime.
Mezquino.
Acomplejado.

Mujer que vacías tu chabola
como tantas veces vaciaste
tu vida
no te resignes al polvo, al humo
de las mañanas de invierno,
al silencio del abecedario
y los juzgados,
al cobre previsto en los imprevistos
de las multinacionales
y lucha.

Lucha aunque sea en las entrañas
mientras huyes del derribo
con ese niño colgado
del pecho.

The following two tabs change content below.

Miguel Ángel Vázquez

Escritor y activista político por los Derechos Humanos. Miguel Ángel es coordinador general del partido Por Un Mundo + Justo y poeta entroncado con la corriente de poetas de la conciencia crítica. Ha participado en varias antologías y festivales internacionales. Quiere aportar a REFLEXIÓN una mirada de asombro y sentidos a ras de suelo.

Latest posts by Miguel Ángel Vázquez (see all)

Pin It on Pinterest

Share This